Categorías
Series

The Queen’s Gambit

Después de semanas escuchando aplausos, decidí sumergirme en The Queen’s Gambit. Una serie limitada de Netflix, en un mundo lleno de series que jamás terminan, o grandes obras que para verlas hay que asumir las 6 o 7 temporadas, una miniserie es como un regalo, una pausa, y si es buena, mucho mejor.

Lo único que sabía era que se trataba de “una niña que juega ajedrez”, ¿qué tan mala podía ser? Millones de personas no podían estar tan equivocadas, tenía que tener “algo”. Lo bueno es que bastaron solo 7 capítulos durante un fin de semana para confirmar que esta serie tiene mucho excelente, sin embargo, siento que The Queen’s Gambit es un “Excelente producto de Netflix”, pero no mucho más que eso.

La niña que juega ajedrez se llama Beth Harmon, personaje interpretado por Anya Taylor-Joy, a quién recuerdo con mucho cariño por The VVitch, y no tanto por Split. Un acierto su casting, por que es la principal responsable que esta aventura, sumergida entre 1940 y 1960 en el mecánico y frío submundo del Ajedrez, resulte adorable. ¿Por qué? por que nos gustan los personajes fallidos y limitados. Es una niña callada, apática, obsesiva, solitaria y con un sinfín de excesos. Mirando solo eso, posiblemente pensaríamos que es una persona bien desagradable. Pero como podemos ver más allá, la apoyamos y aplaudimos su determinación durante toda la serie, muy similar a por qué me gusta tanto Sherlock Holmes, siendo que es un tipo bien apático. Además, como nota aparte, el estilo, vestuario y actitud del personaje crece a niveles de fancyness impresionantes.

La presentación en términos estéticos es impoluta y estructurada. Los ángulos rectos del tablero de Ajedrez traspasan a los entornos, el vestuario, los encuadres, la banda de sonido e incluso las personalidades, logran una ambientación ordenada, obsesiva y llena de postales. Lo complicado, quedé con la impresión que esta misma estética provoca que los momentos más terribles y caóticos de la serie jamás me inquietaran, lo que considero una real lástima.

The Queen’s Gambit es un bonito cuento que hemos escuchado de una u otra forma múltiples veces, me hizo sonreír y disfrutar lo suficiente como para querer escribir algo. En momentos en donde el mundo se ha encargado de encrudecer nuestro día a día, Bienvenido sean las historias bellas, simples y concretas, tampoco hay que pedir que todo lo que uno vea le cambie la vida.

Rating: 7 out of 10.