Hemlock Grove

El viernes 19 de abril me lancé a una maratón de “Hemlock Grove”, la segunda serie original que Netflix estrenaba, posterior a la exitosa “House of Cards” de Lynch ahora era el paso de una serie de terror en donde la premisa de Hombres Lobos, Vampiros, y la búsqueda de un asesino en medio de un pequeño pueblo donde muchos eran sospechosos, dejaba con bastantes expectativas. Sobretodo por que el trailer se veía re bien logrado.

Los encargados y responsables de todo esto eran Eli Roth ( el actor / director / escritor ) de la saga Hostal y Brian McGreevy, además autor del libro en el que se basa toda la saga. Según las críticas que había leído esto “no era Twilight”, y se asociaba mucho a una mezcla de Twin Peaks + American Horror Story + True Blood + etc. El pequeño gran detalle según mi humilde opinión es que no llega a ninguna de ellas ni a las tobillos, y eso que la vi entera para hacerme una opinión más justificada.

Primero que hablar de la serie, encuentro importante mencionar que lo que está haciendo Netflix, en términos de generar series originales para ser distribuidas en su propio espacio lo encuentro espectacular. La experiencia de poder ver una serie a nuestro ritmo, sin interrupciones ni comerciales asociados, es lo más cercano en series de televisión comercial a leer un libro, lo que considero un gran paso adelante en un medio que además es multidispositivo, puedes ver en tu casa, en tu Smart TV, tu iPhone, y donde vayas. Estoy convencido que es un gran acierto y para donde se mueve todo esto. Por lo menos de parte del usuario.

Ahora, de vuelta a Hemlock Grove. Al ser una serie de 13 episodios de un largo variable de 40 a 55 minutos apróximadamente, la premisa era que no había que juzgar a la serie completa por si el primer capítulo gustó o no gustó, si no más bien asumir que esta sería una gran película de 13 horas que se iría desenvolviendo y generando tensión capítulo a capítulo, por lo que de partida me armé de paciencia y dejé pasar los primeros capítulos como una gran introducción a algo más profundo.

A modo de sinopsis y guía, durante estos dos primeros capítulos conocí a la familia excéntrica y millonaria Godfrey, prácticamente dueños del pueblo, conformada por Olvia (Famke Janssen), la madre y líder absoluta, su hijo “cool y winner” Roman (Bill Skarsgaard), Letha, la prima y mejor amiga de Roman (Penelope Mitchell), Norman el tío psicólogo y la segunda hija con una deformación – por ende traumas de comunicación e integración social – Shelley (Nicole Boivin). Por otro lado, y como complemento están los Rumanceck, Lynda (Lili Taylor) y Peter (Landon Linbiron), una familia gitana que viene a instalarse al trailer en las afueras de la ciudad y como todo buen gitano, no son muy queridos. Minuto tras minuto, nos damos cuenta que en realidad muchos de los personajes tienen pasados terribles, poderes paranormales, grandes secretos familiares ocultos, dependencia de especias y drogas malignas, y por supuesto, la capacidad de convertirse en hombre lobo. Lo que interesantemente da lo mismo, por que en realidad todos esas cosas dan lo mismo, se hacen grandes amigos y juntos deciden ir en búsqueda del responsable del asesinato de una mujer, que se supone que fue atacada por un hombre lobo, y Peter es el principal sospechoso – no por que sea hombre lobo aunque lo es, si no por que es gitano y eso es muy raro en un pueblo como Hemlock Grove :S .

Al fin del segundo capítulo se provoca el gran highlight de la serie, la transformación de Peter en hombre lobo , creo que gran parte del presupuesto en special FX se fue ahí y es bien logrado la verdad, si no fuera por que no acompaña nada argumentalmente notable, si no más bien todo lo contrario al ver que el protagonista muy introspectivo y misterioso, en menos de una semana se transforma en frente de su madre y de su “nuevo mejor amigo” que medio pueblo le había dicho que tuviera mucho cuidado con él :\. De todas maneras, aquí está la transformación.

El problema es que después de esto, y a pesar que hay harto potencial para un montón de situaciones e ideas con tanto poder, personaje, relaciones, odio, etc… todo cae en una búsqueda sin mucha lógica ni sentido de quién es el asesino, si el vampiro/angel/lo que sea Godfrey o el hombre lobo Peter, u otro que anda por ahí perdido. Todos los personajes no tienen ninguna profundidad que uno pueda “hacerse fan de elllos”, mucho menos entender sus reacciones o motivaciones, sinceramente todo cae en un mar de “esto es misterioso y por eso no hay que saber más allá…” , una ofensa para quienes tienen ganas de ver un buen misterio.

Sinceramente y sin caer en una lluvia de spoilers, creo que Eli Roth y Netflix vieron la oportunidad de armar algo grande pero no contaron con la profundidad de generar un flolclor dentro del pueblo, un mejor desarrollo de personajes, y no asumir que por que uno va a ver a la familia Addams se va a morir de miedo.

Hemlock Grove no da miedo, no intriga, el caso “policial” es bien absurdo, y el guión cumple para una película entretenida de terror para un fin de semana, todo eso gracias sólo a que en los dos últimos capítulos se desenvuelve el misterio de una forma bastante predecible.

Para los fans de los hombres lobos, go for it ! Pero mejor vean la transformación en youtube y basta y sobra.

Más info : http://netflix.com/hemlockgrove

Leave a Reply